El Centro Universitario CESINE inicia el curso 2017/2018 con más de 1.300 alumnos, lo que supone un incremento en torno al 10% en nuevas matrículas, principalmente por el aumento de estudiantes internacionales, que ya superan el 36% del total del alumnado.

Estos estudiantes provienen principalmente de países europeos y asiáticos, “siendo “muy competitivos y potenciando una convivencia internacional en el campus”, según ha indicado el Centro en un comunicado.

Y es que para Cesine, la convivencia entre jóvenes de diferentes países “es un valor añadido que mejora sus capacidades sociales y profesionales”. Además, la posibilidad de estudiar en inglés supone “un claro aliciente y un rasgo diferenciador” a la hora de buscar trabajo tanto en España como en el extranjero. Y es que, en muchos grados de Cesine, más del 50% de las asignaturas se imparten en inglés.

Según el presidente de Cesine, Fermín Gutiérrez, la institución está experimentando “un crecimiento sostenido” durante los últimos años, aumentando el número de matrículas en cada curso académico.

Además, próximamente habilitará como hotel un inmueble cercano al campus que servirá como residencia de estudiantes, con lo que pretende facilitar la estancia a sus numerosos estudiantes de fuera de Cantabria y “consolidar, aún más, su papel de referente tras 25 años liderando la educación superior privada en la región.