Al tratarse de una asociación sin ánimo de lucro está exenta del pago por la licencia de obras que llevará a cabo en la planta baja del edificio en el que se ubica la residencia de las Carmelitas Misioneras que, durante casi 80 años, estuvieron al frente de la Residencia San Cándido.
El proyecto, que cuenta con un presupuesto de más de 200.000 euros, contempla la redistribución interior de la planta baja para dotarla de tres aulas, una sala de usos múltiples y un aula de descanso.

FG_AUTHORS: Ayuntamiento de Santander – Noticia

Leer noticia completa: http://goo.gl/KSQDll