Se trata de un edificio deshabitado, construido antes de 1920 según el catastro, que ha sufrido varios derrumbes interiores y de cubierta, presenta un mal estado generalizado y se encuentra en una situación de riesgo de derrumbe.
“El Ayuntamiento de Santander sigue velando por la conservación y el mantenimiento en buen estado de los edificios de la ciudad, con ayudas y acciones que van encaminadas a favorecer la reparación de los mismos y, paralelamente, eliminar los riesgos de aquellos inmuebles en estado ruinoso”, ha subrayado Díaz.

FG_AUTHORS: Ayuntamiento de Santander – Noticia

Leer noticia completa: http://goo.gl/2vvxVn