El Boletín Oficial de Cantabria publica hoy dichas resoluciones de la Consejería de Educación Cultura y Deporte.

El Gobierno de Cantabria ha establecido la delimitación el Camino de Santiago por su ruta del Norte, así como la definición de la Ruta Lebaniega que sirve de enlace entre este camino y el itinerario francés. Dichas resoluciones redactadas por la Consejería de Educación, Cultura y Deporte,  se publican en la edición extraordinaria del Boletín Oficial de Cantabria de hoy.

Dicha delimitación es el mínimo necesario para asegurar la visibilidad y comprensión del bien, y abarcar todas las condiciones perceptivas y paisajísticas que salvaguardan la interpretación del camino, dentro de su contexto urbano y rural. En cuanto al Camino de Santiago, trascurre por los municipios de Castro Urdiales, Guriezo, Liendo, Laredo, Colindres, Bárcena de Cicero, Escalante, Argoños, Santoña, Noja, Arnuero, Meruelo, Bareyo, Ribamontán al Mar, Marina de Cudeyo, El Astillero, Camargo, Santander, Santa Cruz de Bezana, Piélagos, Miengo, Polanco, Torrelavega, Santillana del Mar, Alfoz de Lloredo, Ruiloba, Comillas, Valdáliga, San Vicente de la Barquera y Val de San Vicente.

Con esta resolución, la Consejería de Cultura busca fijar una ruta real y física que fuera practicable, continua y segura para el peregrino, primando su discurrir por caminos históricos y públicos.  Se supera la sucesión de hitos y lugares que existía hasta el momento, para que éstos se unan de manera física a través de caminos y calzadas, evitando en la medida de lo posible, las carreteras y las vías peligrosas.

Se ha fijado un itinerario del siglo XXI donde se visualiza el patrimonio cultural de los lugares que atraviesa, recuperando la idea de que los hitos que jalonan el recorrido explican y a la vez son causa y consecuencia de un desarrollo histórico.

Con esta actuación, el Gobierno de Cantabria aspira a que el año que viene la UNESCO evalúe su posible inclusión en los bienes de Patrimonio Mundial, como ampliación del camino francés en el 2015.

Limitación de la Ruta Lebaniega

Por su parte, la Ruta Lebaniega que sirve de enlace entre los caminos de la costa y el francés, transcurre por los municipios de San Vicente de la Barquera, Val de San Vicente, Herrerías, Lamasón, Peñarrubia, Cillorigo de Liébana, Potes, Cabezón de Liébana, Pesaguero, Camaleño y Vega de Liébana. Dicho itinerario fue declarado Bien de Interés Cultural el 15 de febrero de 2007, aunque en dicho decreto no se definía bien su recorrido ni tampoco se implantaba el entorno de protección, que en ambos casos con esta resolución, se establece.

El paso natural entre la costa y la comarca de Liébana es el desfiladero de la Hermida. Por las características de la vía y el intenso tráfico rodado existente hoy en día supone un riesgo elevado realizarla a pie. Por esta razón, se ha diseñado un camino alternativo por pistas forestales y senderos de montaña que presentan cierta dificultad por sus fuertes pendientes en algunos tramos.

Por último, se establece que tanto en el camino de Santiago por la costa, como en la Ruta Lebaniega, el entorno de protección es de 30 metros a cada lado desde el eje del camino, excepto en zona urbana, que será de tres metros a cada lado.