Se trata de las carpas comerciales y de hostelería, que se ubicarán en el área comprendida desde el Palacete del Embarcadero hasta las inmediaciones de la Playa de los Peligros, donde también se habilitarán aseos y duchas para los regatistas.
Desde el 30 de agosto y hasta el 21 de septiembre, Santander se convertirá en un escaparate único, donde empresas, comercios e instituciones podrán vender y dar a conocer sus productos, aprovechando así las oportunidades que brindará importante evento deportivo.
Con este objetivo se instalarán carpas comerciales en el Muelle de Calderón, Puerto Chico, San Martín y la zona del Museo Marítimo del Cantábrico, donde también habrá 25 casetas para establecimientos hosteleros, para promocionar y dar a conocer la excelente gastronomía local, convertida no sólo en un importante reclamo turístico sino en un complemento perfecto de la oferta cultural y de ocio que ofrecerá Santander a vecinos y turistas.

FG_AUTHORS: Ayuntamiento de Santander – Noticia

Leer noticia completa: http://goo.gl/M3MfKe