El Ayuntamiento de Santander y la Obra Social de Caja Cantabria van a iniciar próximamente un programa de formación de tres años de duración para casi 90 personas en riesgo de exclusión social, en gestión de eventos y auxiliares de servicios sociales (SS.SS).

Se desarrollará a lo largo de tres años, con treinta participantes cada año, y tendrá como beneficiarios “prioritarios” a las mujeres, los jóvenes, los discapacitados y los desempleados de larga duración, víctimas de la actual crisis.

Así se ha explicado en la rueda de prensa de presentación del programa formativo, para cuya puesta en marcha han suscrito este viernes un convenio el alcalde de Santander, Íñigo de la Serna, y el presidente de la Obra Social de Caja Cantabria, Eduardo Zúñiga.

Se prevé que la selección de los primeros treinta beneficiarios de este programa formativo comience en marzo y que el 1 de abril arranque el programa formativo.

Para los seleccionados, habrá una fase de formación en las que se les dotará de las habilidades sociales y profesionales para el puesto de trabajo y, después, unas prácticas de 5 meses de 35 horas semanales. Recibirán una beca de 500 euros mensuales.

Obra Social de Caja Cantabria será la encargada de la logística, poniendo a disposición del proyecto sus instalaciones, recursos y experiencia en las distintas actividades del programa. El Ayuntamiento de Santander aportará la dotación económica, una cantidad de 300.000 euros en total.