El consejero de Educación, Francisco Fernández Mañanes, ha declarado que el proceso de aprobación del calendario escolar se llevará a cabo esta semana, tras el largo proceso de negociación que se ha mantenido con todas las partes implicadas.

Mañanes realizó estas afirmaciones en un comunicado de prensa tras la reunión del pasado viernes del presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, y el consejero con la Junta de Personal Docente. Desde Educación se señala que los servicios jurídicos del Gobierno regional y de la propia Consejería han elaborado un informe que se dará a conocer que “no deja lugar a dudas sobre la inadecuación del calendario actual con la legislación básica del Estado”.

Desde la Consejería trasladan la “obviedad” de la obligatoriedad del cumplimiento de la legislación vigente, especificada en la normativa estatal, que no entra en las competencias de la Comunidad Autónoma, y recalcan la ausencia de discrepancias en el seno del Gobierno sobre este tema y “mucho menos” algún tipo de rectificación entre sus miembros.

Fernández Mañanes destaca la “necesidad de continuar trabajando” con una negociación que culmine con la “mejor decisión posible” para el conjunto de la comunidad educativa, en relación a las negociaciones que se están llevando a cabo para fijar el calendario escolar del próximo curso.

Subraya que en un proceso de negociación todos los sectores deben tener un margen de “flexibilidad” para alcanzar un acuerdo que redunde en beneficio del alumnado, la principal preocupación de la Consejería.

Asimismo, reitera el “alto compromiso” de la Consejería que dirige y de todo el equipo del Gobierno de Cantabria en la búsqueda del mayor consenso posible entre todas las partes implicadas en la educación de Cantabria.