El nuevo servicio de vuelo de vehículos aéreos no tripulados, más conocidos como drones, contratado por el Gobierno de Cantabria y que ya está operativo, va a ayudar “a salvar vidas y bienes”, bien por intervención directa o por localización de personas desaparecidas.

Así lo ha asegurado el consejero de Presidencia y Justicia, Rafael de la Sierra, durante un simulacro en el que se han representado las capacidades de estos aparatos en la atención de emergencias.

En el ejercicio, realizado en el mirador de la Corneja de Ruiloba, también han estado presentes el director general de Protección Civil y Emergencias, Luis Sañudo; el jefe de este servicio del Ejecutivo, Elías Bayarri; la alcaldesa de Ruiloba, María Luisa Vázquez; la alcaldesa de Comillas, Teresa Noceda, y el alcalde de Arredondo, Leoncio Carrascal, acompañados por técnicos de rescate del Ejecutivo, bomberos del 112 y voluntarios de distintas agrupaciones de Protección Civil.

En las maniobras realizadas se ha simulado la búsqueda aérea de una persona desaparecida en un área indeterminada, con zonas de monte y costa. Finalmente ha sido localizada por una de estas aeronaves en un acantilado de difícil acceso y se ha procedido a proporcionar a la víctima, también mediante drones, un equipo de comunicación, con el que ha podido hablar con los técnicos de rescate, así como el material médico requerido por el afectado.

A Ruiloba se ha desplazado también el Puesto de Mando Avanzado (PMA) del Gobierno hasta el que los drones han transmitido las imágenes aéreas tomadas con cámaras HD y cámara térmica.

En una emergencia real es desde esta infraestructura desde donde se coordinan las estrategias a seguir, ahora apoyadas por la información obtenida en los vuelo (imágenes y geolocalización). Vistas las capacidades y la operatividad que permiten estos aparatos, el máximo responsable de Protección Civil ha afirmado que “van a ayudarnos a mejorar muchísimo nuestra capacidad de respuesta ante emergencias”.

En este sentido, el consejero ha matizado que las aeronaves no tripuladas son un elemento que va a tener un “protagonismo extraordinario” en el ámbito de la protección ciudadana, especialmente en búsquedas como la representada, y de cara a minimizar el riesgo de los efectivos en intervenciones peligrosas, que podrán ser analizadas desde la lejanía.

Reforzando esta idea, el jefe de servicio de Protección Civil y Emergencias ha apuntado que esta nueva herramienta supondrá “un antes y un después” en la gestión de intervenciones complejas, “aumentando la capacidad de respuesta operativa, y complementando y optimizando el resto de recursos con los que ya se trabaja”.