El Gobierno de Cantabria ha declarado Bien de Interés Cultural Etnográfico Inmaterial el oficio de elaboración de albarcas, en reconocimiento a una tradición artesana que perdura en las zonas rurales de la Comunidad Autónoma.

La Consejería de Educación, Cultura y Deporte inició su expediente el verano pasado. La vicepresidenta regional, Eva Díaz Tezanos, ha explicado que el oficio del albarquero, de todos los oficios que están ligados a la artesanía de la madera en Cantabria, tuvo una gran relevancia en el pasado, estando implantado en toda la Comunidad Autónoma, si bien hoy se conserva el saber hacer las albarcas solo en determinadas comarcas.

“No se trata de un oficio reglado sino de una manifestación de la artesanía popular identificada por la creatividad que tiene y que se transmite sobre todo entre familiares y sus allegados”, ha dicho Díaz Tezanos.

Asimismo, se ha aprobado una subvención nominativa de 100.000 euros a la Asociación Cultural Artesantander para la celebración de la edición de los actos culturales de la Feria Artesantander 2018.