El paro subió en Cantabria un 3,87% en 2017 respecto a 2016, lo que supone que 1.400 personas perdieron su empleo el pasado año.

Cantabria acabó 2017 con un total de 37.000 desempleados, siendo la única Comunidad Autónoma junto con La Rioja (5,8%) en la que creció el paro el pasado año.

De este modo, la tasa de paro de Cantabria aumentó más de un punto en términos interanuales, al 13,39 frente al 12,8 de 2016.

Se trata de la séptima tasa de paro más baja de todo el país (era la cuarta más reducida en 2016) y es tres puntos inferior a la media (16,5%), cuando el año anterior era casi seis puntos menor, según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) hecha pública este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Según la misma, el paro en España bajó en 471.100 personas en 2017, lo que supone un 11,1% menos que en 2016, registrando su quinto descenso anual consecutivo. No obstante, este descenso es inferior a los experimentados en 2016, 2015 y 2014, cuando el desempleo registró retrocesos de 541.700, 678.200 y 477.900 parados, respectivamente.

La tasa de desempleo se situó al finalizar 2017 en el 16,55%, casi 2,1 puntos menos que en 2016 (18,6%) y su nivel más bajo desde 2008 a cierre de año.

Por su parte, el empleo creció en 2017 en 490.300 personas, un 2,6% respecto a 2016, logrando su cuarto aumento anual consecutivo. Este incremento de la ocupación es superior a los registrados en 2016 y 2014, cuando se crearon 413.900 y 433.900 puestos de trabajo, respectivamente, pero inferior al de 2015 (525.100 empleos).

En Cantabria, entre octubre y diciembre del año pasado se registraron 2.300 desempleados más, lo que supone un incremento del paro del 6,6%, mientras que en España el aumento fue del 0,9% en términos trimestrales, con 34.900 personas más sin trabajo.

En cuanto al número de ocupados, al término de 2017 había en la comunidad 237.600, lo que supone 3.300 menos que un año antes, es decir, un descenso del -1,35%, el más importante junto con Asturias (-1,36%), frente al aumento medio en España de los ocupados un 2,6%, con 490.300 personas más.

Además, en relación al tercer trimestre, la ocupación en Cantabria constató una caída del -0,78% al perderse 1.900 puestos de trabajo. En España el retroceso fue del -0,27, con 50.900 ocupados menos.

Con estos datos, la tasa de actividad se situó en Cantabria a finales del pasado ejercicio en el 55,85, es decir inferior a la de hace un año (56,2) y tres puntos por debajo de la media nacional (58,8%).

En todo el país, el ejercicio pasado concluyó con 18.998.400 ocupados.

Por su parte, la población activa en Cantabria ascendió a 274.600 personas al cierre de 2017, unas 1.900 menos que un año antes, lo que supone un retroceso del -0,68%, frente a una media nacional que se mantuvo en el 0,08%. Sin embargo, en comparación con el tercer trimestre del ejercicio, la población activa subió en la región en 400 personas, un 0,16%, en cuando en España bajó levemente (-0,07%).

En el conjunto de España, el número de activos aumentó en 19.100 en 2017, con lo que la población activa quedó constituida por 22.765.000 personas.

De los 37.000 parados contabilizados a finales de 2017 en Cantabria, 18.900 eran hombres y 18.100 mujeres. La tasa de paro entre los primeros era del 13,05% (12,6% en 2016), inferior a la de las segundas que alcanzó el 13,98% (13,2% en 2016).

Por último, la tasa de actividad de los hombres se ubicó en el 60,98%, frente al 61,6% de 2016, y el de las mujeres se situó en el 51,03%, casi igual al de 2016 (51%).