El rector de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), Emilio Lora-Tamayo, ha reclamado este martes un “apoyo efectivo en la resolución de los problemas de gestión y de recursos humanos y económicos” que universidades públicas como la UIMP o la UNED, dependientes del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades, “padecen” desde hace una década.

Así se ha pronunciado en la inauguración oficial de los Cursos Avanzados de Verano 2018 de la UIMP en Santander, en la que ha puntualizado que estos “problemas” no han llegado a “colapsar el sistema o agotarlo porque su médula es de calidad y se preserva”. “Pero esa espera no puede dilatarse más”, ha alertado, para lamentar que la recesión “ha impactado fuertemente” en la investigación, un sector en el que “desgraciadamente” la recuperación no ha tenido lugar.

De esta forma, ha reivindicado que “con todo, seguimos adelante porque la capacidad y la competencia no se improvisan, sino que son frutos de una labor seria, continua y rigurosa, que sabe encajar la victoria tan bien como la derrota, que busca nuevas soluciones y siempre sin desmayo”.

Por este motivo, ha afirmado que no hay “ni derrotismos ni abandonos” porque “nuestra obligación y responsabilidad es investigar, generar conocimiento, difundirlo, transmitirlo, desarrollar su aplicación, innovar, hacer que las cosas cambien y ofrecer a nuestra sociedad vías para la mejor de su vida”.

Igualmente, Lora-Tamayo ha recordado que la universidad tiene un “papel en la formación integral del individuo, que trasciende el carácter vertical de sus áreas de conocimiento y por ello debe enseñar a pensar, a ser críticos, a huir de apriorismos y de superficialidades, y a analizar con rigor”.

Del mismo modo, ha reivindicado la labor “callada y constante” de los españoles porque, en su opinión, gracias a ella “estamos labrándonos” un lugar en el mundo, aunque “queda mucho camino por recorrer”. A este respecto, ha afirmado que “sin falsas complacencias”, la generación de conocimiento y su transmisión “no se nos dan mal”. Y también ha indicado que la formación “es el mayor atajo para progresar socialmente” y que “la investigación es garante y progreso de la sociedad”.

Asimismo, ha defendido que la I+D “es un cultivo que no se improvisa” y que en los últimos 40 años España “ha conseguido establecer un cambio de cultivo” en el que han florecido “excelentes profesionales”. Finalmente, ha concretado que para este verano la UIMP ha programado 158 actividades académicas, 83 encuentros, 10 cursos magistrales, 13 escuelas, 25 seminarios y 17 talleres, así como 70 actividades culturales.