El turismo cultural y el de naturaleza son los favoritos para las familias españolas. Así lo revela el Estudio de Turismo Familiar en España, realizado por la Federación Española de Familias Numerosas (FEFN) junto a la firma DNA Expertus Turismo y Ocio. Dicho estudio afirma que las vacaciones de verano son el período favorito para este sector a la hora de realizar una escapada, por delante de la Semana Santa y la Navidad.

Y es que, aunque aún hay quién se muestra reacio, las vacaciones en familia no tienen que reducirse a estancias en apartamentos al lado de la playa o a hoteles en los que los niños se distraigan con las actividades de los animadores.

La cultura y la naturaleza pueden ser la mejor opción para este tipo de vacaciones y una muy buena oportunidad para que los más pequeños conozcan paisajes y entornos diferentes. En el Pirineo Aragonés encontramos el mejor ejemplo de ello.

El entorno único de esta región la convierte en el escenario perfecto para la práctica del ecoturismo, un turismo que antepone la sostenibilidad, la preservación y la apreciación del medio (tanto natural como cultural). Senderismo, rutas en bicicleta o deportes como el piragüismo son algunas de las propuestas del ecoturismo que, según el Observatorio del Turismo Rural, cada año recibe más adeptos y que ya cuenta con un 20% de alojamientos especializados. “Apostamos por ofrecer a nuestro cliente un valor añadido, que le permita conocer la región desde otro punto de vista y al mismo tiempo, le haga partícipe del entorno tan privilegiado en el que nos encontramos” explican desde el Hotel Real Jaca, hotel que admite bicicletas y que este año ha adaptado sus instalaciones para hacerlas Bikefriendly.

Desde este hotel en el centro de Jaca se puede partir para descubrir los diferentes destinos culturales y de naturaleza de esta región del Pirineo. Así, a solo 3km de Jaca encontramos el centro hípico de Pirineo Ecuestre, en el que toda la familia puede disfrutar de agradable paseo o recibir clases de equitación en un entorno de excepción.

Un poco más al norte se encuentra el Parc’Ours y el parque faunístico de Borce, lugar de encuentro con la fauna pirenaica, que quiere fomentar la conservación y el respeto por la naturaleza, desde la sostenibilidad. Aunque se encuentra en Francia, desde Jaca solo se tardan 40 min en coche y te garantizamos que la visita merece la pena.

De nuevo en Aragón no podemos dejar pasar la oportunidad de visitar otras localidades cercanas a Jaca como Canfranc, con su mítica estación de tren escenario de tantas películas, o Sos del Rey Católico, declarado conjunto histórico artístico en el año 1968 y considerado como uno de los pueblos más bellos de Aragón.