Emilio Botín, presidente del Banco Santander, se reunió con el presidente de México, Enrique Peña Nieto, donde hizo pública su intención de llevar a cabo “el plan de crecimiento más ambicioso en los últimos diez años” en este país.

Emilio Botín declaró que México “es una de las mejores oportunidades de inversión que existen en el mercado internacional; combina crecimiento, estabilidad, solidez institucional y compromiso con reformas importantes”.

Además, Emilio Botin expresó a Peña Nieto que la filial del Banco Santander en México seguirá invirtiendo en este país en proyectos comerciales, y anunció la apertura de 200 nuevas oficinas en los próximos dos años.

“México es hoy una de las claras historias de éxito de la economía mundial”, añadió Emilio Botín.

En la presentación de los resultados del 2012 del Grupo Santander, su filial mexicana aportó el 12 % de los beneficios globales de la entidad financiera, frente al 26 % que aportó Brasil y el 15 % de España. Los depósitos de la filial mexicana crecieron un 19 % y los créditos aumentaron un 7 %.

En la reunión, Emilio Botín recordó que la economía de México ha crecido en los últimos años en torno al 4 % y las perspectivas actuales “son muy favorables para consolidar al país como una nueva potencia, dado el impulso reformista del presidente Peña Nieto”.

También destacó en ese encuentro recientes declaraciones del gobernador del Banco Central Europeo, Mario Draghi, sobre la fortaleza del sistema financiero español y de los “grandes avances” que está haciendo España.

Durante su visita a México, Emilio Botín se reunió también con el gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, y con el ministro de Hacienda, Luis Videgaray, para analizar la situación regional y las oportunidades que representa México.

En los últimos 15 años, Banco Santander ha invertido en México 7.534 millones de dólares, lo que le han convertido en una de las principales entidades financieras del país, con más de 1.100 sucursales, unos 10 millones de clientes y casi 13.000 empleados.

A fines de septiembre pasado, Banco Santander México hizo en los mercados internacionales una oferta pública de acciones por el 24,9 por ciento de su capital que fue calificada de exitosa porque, entre otras razones, la demanda superó la oferta en casi cinco veces.

Por último, Emilio Botín también destacó el apoyo que está dando el Banco Santander México a las pequeñas y medianas empresas, con un crecimiento del 76,7 por ciento en la financiación a ese sector en el 2012.

El pasado mes de enero, Emilio Botín hacía declaraciones similares en su visita a Brasilia, donde afirmó la intención del grupo de seguir realizando más compras en este país, manteniendo su apuesta firme por el mercado brasileño.