La Fundación Botín estrena el próximo 20 de marzo la exposición “Joan Miró. Esculturas 1928-1982” en el Centro Botín. Más de un centenar de esculturas, además de dibujos, fotografías, vídeos y objetos diversos, componen este recorrido, que presenta también un numeroso material inédito.

Según indicó esta fundación que promueve el arte, los comisarios serán María José Salazar, miembro de la Comisión Asesora de Artes Plásticas de la Fundación Botín, y Joan Punyet Miró, nieto del pintor y cabeza visible de la Sucessió Miró.

En concreto, se trata de una exposición concebida única y exclusivamente para el Centro Botín. La fundación en Cantabria explicó que la muestra se centra en el proceso creador de Joan Miró (Barcelona, 1893 – Palma, 1983) y específicamente en su producción escultórica.

La organización que preside Javier Botín resalta que el ensamblaje de materiales recogidos en sus paseos, la transformación de objetos encontrados y la conjunción inverosímil de utensilios cotidianos, son algunas de las técnicas con las que Miró consigue crear piezas de profundo significado poético y artístico.

En este sentido, los promotores de esta exposición de arte en Cantabria destacan las palabras del propio artista sobre este proceso: “me siento atraído por una fuerza magnética hacia un objeto, sin premeditación alguna, luego me siento atraído por otro objeto que al verse ligado al primero produce un choque poético, pasando antes por ese flechazo plástico, físico, que hace que la poesía te conmueva realmente y sin el cual no sería eficaz”.

Esta muestra hace parte de una serie de actividades en Santander que se desarrollarán en el Centro Botín durante el primer semestre de 2018, entre las que se encuentran el cierre de la muestra “Julie Mehretu. Una historia universal de todo y nada”, la “Exposición Itinerarios XXIV”, y las visitas y talleres en torno a estas citas.