España Verde seguirá apostando en 2018 por el Camino de Santiago del Norte como producto protagonista de su promoción internacional y elemento integrador de la variedad de la oferta turística que ofrecen las cuatro comunidades que conforman la marca (Galicia, Asturias, Cantabria y País Vasco).

Así lo ha anunciado el consejero de Innovación, Industria, Turismo y Comercio del Gobierno de Cantabria, Francisco Martín, durante la reunión de la Comisión de Seguimiento que responsables y técnicos de las cuatro Comunidades mantuvieron en Santander.

Al encuentro, celebrado en el Centro Botín de la capital cántabra, asistieron los directores generales de Turismo de Cantabria, Eva Bartolomé; Galicia, Nava Castro, y Asturias, Julio González Zapico; la viceconsejera de Turismo y Comercio del País Vasco, Isabel Muela, y la subdirectora general del Marketing Exterior del Turismo de Turespaña, Ángela Castaño.

“El objetivo es poner en valor el Camino de Santiago por el Norte, que es menos conocido, pero cuyo recorrido es muy ameno gracias a la diversidad turística, histórica y cultural que ofrece cada una de nuestras comunidades con sus respectivas particularidades”, ha señalado Martín en la reunión, en la que se hizo balance de las acciones realizadas este año bajo la coordinación de Cantabria.

“No hay ninguna razón para que la ruta jacobea por la costa no tenga el mismo éxito que el camino francés y se convierta, a partir de ahora, en la nueva alternativa a explorar por los peregrinos”, ha asegurado Martín, tras recordar que la celebración del Año Jubilar Lebaniego y la oportunidad que ofrece el Camino Lebaniego de unir ambas rutas jacobeas “también supone un aliciente más para convertir en un gran producto el turismo de peregrinación por la costa norte y dinamizar los pueblos y ciudades de las cuatro comunidades por las que discurre el camino”.

Además, el consejero recordado que, en ese recorrido por toda la costa norte, el peregrino y el viajero encontrará “muchas otras experiencias” y, en este sentido, ha reforzado la idea de que “el turismo ya ha aprendido y los viajeros quieren experiencias gastronómicas y turismo rural y en eso sabemos mucho en la España Verde”.