En el Palacete del Embarcadero de Santander.

Esta muestra colectiva recoge una selección de obras de diversos artistas que a lo largo de los últimos doce años han desarrollado sus proyectos creativos en la Fundación Bilbao Arte, centro de producción y dinamización artística perteneciente al Ayuntamiento de Bilbao.

La Fundación Bilbao Arte es un equipamiento singular que presta a los jóvenes artistas los recursos necesarios (espacios de cesión, talleres, formación…) para poder materializar sus propuestas artísticas en las mejores condiciones posibles.

La exposición “ESTACIONES”, comisariada por Petra Joos (Directora de Actividades Museísticas del Museo Guggenheim Bilbao) da testimonio de la obra de dieciséis artistas, seleccionados de entre los más de doscientos que a lo largo de su historia ha acogido la Fundación Bilbao Arte.

Organizada por la Fundación Santander Creativa, la Autoridad Portuaria de Santander y la propia Fundación Bilbao Arte, esta muestra convertirá el Palacete del Embarcadero en escenario de la colaboración cultural entre Santander y Bilbao.

En esta ocasión, se trata de manifestaciones artísticas que se presentan dentro de la exposición ESTACIONES, colección artística muy singular, integrada por obras, piezas y propuestas que fueron alumbradas en la  sede bilbaína.

Al estudiar el contenido artístico de Estaciones, estamos ante la lectura creativa y personal de su comisaria Petra Joos, persona de inusual clarividencia en el mundo del arte.

Ella ha sabido establecer el vínculo exacto sobre el recorrido de dieciséis “estaciones”, y por ende, de la trayectoria de dieciséis artistas representados con unas propuestas que nos recuerdan un pasado reciente, y ahora se  confrontan con el presente de sus autores para establecer reflexiones en torno a lo pasajero de la creación y el compromiso artístico de creación de  la obra.

Una verdadera interacción entre la obra y su autor, y entre la acción y el pensamiento, creándose un diálogo en torno a cuestiones de actualidad como son “la subjetividad preformativa”, “la construcción de ficciones” y “espacios de identidad”, extrapolándolos al SER del artista y a la aspiración propia que nos interpela hacia la participación en la naturaleza de Bilbao Arte.

El nombre de la exposición nos ayuda de manera clara a revivir el tiempo que los artistas han vivenciado durante su estancia en el centro y su rutina en el devenir del día a día en este período de tiempo.