La Feria de Automoción, celebrará este fin de semana, 7,8 y 9 de junio en Torrelavega sus bodas de plata con una exposición de más de 9.000 metros cuadrados, entre recinto interior y exterior, que contendrá turismos y vehículos en general de todas las marcas del motor.

Las novedades o sorpresas que contendrá esta feria consistirían en un reconocimiento, entrega de una placa conmemorativa, a aquellas marcas que durante sus 25 años de vida han sido más fieles y concurrentes en el evento, como son  el Banco Santander, Grumblau Motor, S.A.- B.M.W.J.Emilio Criado, Citroenmotos Lolo, Yamahamotos Jesús Saiz, Derbi /Betaautomoviles del Besaya, SEAT Parte Automóviles, Audiramon González y Hermanos, Peugeot Caravanas Santander.

En total, habrá 55 stand, de ellos, 25 son concesionarios de automóviles, 8 son concesionarios de motos, 7 concesionarios de furgoneta, 7 de remolques, 7 concesionarios de caravanas y autocaravanas, otros de industria auxiliar y cuatro stands del sector servicios, así como la presencia de varias entidades financieras y de seguros. En esta ocasión, no se contará con la presencia del vehículo pesado (camiones) por encontrarse esta línea en un momento delicado.  

Se podrán ver grandes novedades tanto en vehículos como en motocicletas, y varias marcas que han solicitado un espacio en el exterior para vehículos de prueba, entre otros vehículos eléctricos.

De esta forma, desde hoy viernes a las 12 horas, en horario ininterrumpido de las 10,30 de la mañana hasta las 8,30 de la tarde del domingo, el recinto ferial de La Lechera se convertirá en un gran parque automovilístico donde los visitantes podrán contemplar las nuevas tendencias del motor y clásicos que todos los años atraen las miradas de numeroso público, que procede tanto de Torrelavega como de fuera de la ciudad.  

El precio de la entrada será de 2 euros y el interior del recinto dispondrá de un área de descanso y bar-cafetería, con objeto de que resulte más agradable a empresarios y visitantes, así como zona de aparcamiento gratuito. También está previsto el vallado del recinto; el cierre del paseo Rochefort a la circulación ordinaria y la apertura de doble sentido circulación del Paseo del Niño, todo ello acompañado de un  plan de seguridad y viabilidad.