La iniciativa de voluntariado ambiental y ciencia ciudadana ‘Proyecto Ríos’ acaba de finalizar la campaña de primavera para el estudio de los ecosistemas fluviales de Cantabria, con el objetivo de obtener información sobre el estado de conservación de los ríos y riberas cántabros, una labor que viene desarrollándose desde hace diez años.

Así, durante todo el mes de mayo una “extensa red” de voluntarios dotados de formación específica y materiales de muestreo se han encargado de tomar una serie de datos con los que caracterizar el estado de márgenes y riberas, la calidad biológica del agua, la situación del bosque de ribera, el hábitat fluvial o la presencia de especies amenazadas o invasoras, ha informado la organización en un comunicado.

En esta campaña de primavera han participado más de 500 voluntarios y se han inspeccionado cerca de un centenar de tramos de 500 metros. Los datos obtenidos se envían a la dirección del proyecto y se complementarán con los que se obtendrán durante la campaña de otoño. Todos esos datos se utilizarán para realizar el informe anual sobre el estado de los ríos de Cantabria, que se publica y se pone a disposición de las autoridades y colectivos sociales de Cantabria.

El Proyecto Ríos se desarrolla en Cantabria, Cataluña, Galicia, Madrid, Valencia, León y Portugal, constituyendo la mayor red de voluntariado de la Península Ibérica. En sus diez años de trayectoria más de 10.000 voluntarios han participado en alguna de las acciones de conocimiento o restauración de los ríos cántabros.