Las cinco naves habían sido declaradas en situación de ruina por el Ayuntamiento y ordenado su derribo a la propiedad.
Díaz ha explicado que el derribo, que ha afectado a una superficie total de 1.900 metros cuadrados y una altura de 6 metros, lo ha llevado a cabo la propiedad de los inmuebles.
Se trata de las naves correspondientes a los números 2, 4, 6, 8 y 10 de la Avenida Sotileza, una de ellas estuvo destinada a oficinas y el resto a almacenamiento.

FG_AUTHORS: Ayuntamiento de Santander – Noticia

Leer noticia completa: http://goo.gl/YzYNKs