La Fundación Botín y la Fundación Mutua Madrileña han suscrito un acuerdo de colaboración en apoyo al proyecto del Centro Botín, generando un nuevo respaldo a esta iniciativa que busca el desarrollo social y económico a través de las artes.

En concreto, el convenio fue firmado por Íñigo Sáenz de Miera, director general de la Fundación Botín, y Lorenzo Cooklin, director general de la Fundación Mutua Madrileña, en el que se establece la relación de patrocinio entre ambas entidades por un periodo de un año.

Según explicó la fundación presidida por Javier Botín, este convenio se enmarca dentro de la filosofía de la Fundación Mutua Madrileña en relación a la promoción y difusión de la cultura. El apoyo que se brindará al Centro Botín a través de este acuerdo de patrocinio fortalecerá una de las áreas de actuación de esta fundación madrileña que contribuye de forma activa a facilitar el acceso a la cultura y el arte a sus mutualistas y familiares.

Gracias al convenio suscrito entre ambas instituciones, los asegurados de Mutua Madrileña dispondrán de acceso gratuito al Centro junto a un acompañante presentando en la taquilla su ‘Tarjeta SOY’ en sus diferentes modalidades.

La fundación de Cantabria recordó que la incorporación de la Fundación Mutua Madrileña, presidida por Ignacio Garralda, al programa de patrocinios del Centro Botín supone un apoyo adicional para este proyecto que ha sido calificado como el más importante desarrollado por la Fundación Botín en sus 53 años de historia.

De esta manera, la Fundación Mutua Madrileña se suma a otras organizaciones como Orange, Viesgo, Vocento, Fundación Bancaria ‘La Caixa’ y la Fundación Ramón Areces, que han tendido su mano al Centro Botín para favorecer el desarrollo de esta iniciativa que posiciona a Santander y a Cantabria como lugar de referencia dentro del circuito internacional del arte.

Entre las actividades en Santander que se desarrollarán en el Centro durante este semestre se resaltan los cursos ‘Aquí y ahora’ ‘Artes, emociones y creatividad para niños’. Se trata de las primeras propuestas educativas que se desarrollarán en el nuevo centro de arte, y que tienen como objetivo generar desarrollo y riqueza social mediante el aprovechamiento del potencial que tienen las artes para despertar la creatividad.