Se trata de una actividad, que tendrá lugar los días 29 y 30 de marzo, que unirá la mejor gastronomía local con la originalidad de la artesanía de Cantabria y su música popular.
Además, fomentará el ocio saludable y las relaciones intergeneracionales organizando para los más pequeños juegos tradicionales, con el objetivo de que padres e hijos puedan compartir viejas tradiciones en la calle.
Cinco establecimientos -restaurante SantLivis, mesón El Campeador, bar Amaro, bar Esmeralda y el mesón El Refugio- ofrecerán cazuelitas y pinchos y un Rioja o una caña, al precio de 2 euros.

FG_AUTHORS: Ayuntamiento de Santander – Noticia

Leer noticia completa: http://goo.gl/1PAGjq