El Festival Internacional de Santander inaugurará este miércoles, 9 de agosto, el Ciclo de Proyecciones y Coloquios con la película documental ‘Kinshasa Symphony‘, un trabajo que muestra cómo la gente que vive en una de las ciudades más caóticas del mundo ha logrado forjar uno de los más complejos sistemas de cooperación humana jamás inventados: una orquesta sinfónica.

Es una película sobre el Congo, sobre el pueblo de Kinshasa y sobre la música. Claus Wischmann y Martin Baer son sus directores. Se proyectará en la Sala Pereda a las 20.30 horas con entrada libre hasta completar el aforo. La duración es de 80 minutos.

Kinshasa, capital de la República Democrática del Congo, es la tercera ciudad más grande de África con diez millones de habitantes. La película enseña la ciudad en toda su diversidad, velocidad, color, vitalidad y energía. Y muestra cómo algunos de sus habitantes han conseguido ensamblar una orquesta sinfónica que interpreta a Haendel, Verdi, Beethoven.

El 23 de agosto, el público podrá ver ‘Dancing Beethoven’, de Arantxa Aguirre, un trabajo que narra la preparación de la ‘Novena Sinfonía’ de Beethoven presentada en Tokio por el Béjart Ballet Lausanne y el Ballet de Tokio, acompañados de la Orquesta Filarmónica de Israel, dirigida por Zubin Mehta. La cita contará con la presencia de la autora.

Premiado con la Espiga de Plata en la sección ‘Tiempo de Historia’ de la Semana Internacional de Cine de Valladolid (SEMINCI), en 2016, el documental acerca la historia de esta obra, los retos de esta representación multicultural, los ensayos con el trabajo metódico y exigente de los bailarines y la colaboración entre la formación suiza, el Ballet de Tokio y la Orquesta: una colaboración fascinante que encierra muchos niveles de complejidad y que consigue crear uno de los eventos coreográficos de mayor éxito e impacto del siglo XXI.

La última de las citas será el 28 de agosto con la presentación del documental ‘Sarasate, el rey del violín’ de Joaquín Calderón y el posterior coloquio, que contará con la presencia del propio director.

Se trata de un trabajo que une el documental musical biográfico con recreaciones ficticias grabadas en forma de biopic, que presenta conversaciones con especialistas, músicos, musicólogos o herederos del músico, así como la interpretación de sus obras a cargo de artistas como Ara Malikian, Tianwa Wang o Ana María Valderrama.