El alcalde ha visitado hoy las obras, recorriendo por primera vez toda la longitud de la avenida que se sitúa por encima de las vías del ferrocarril.
Ha recalcado que “lo que va a existir es una avenida, un espacio donde va a haber mobiliario y uno se va a poder sentar, va a poder pasear …”, al final de la cual habrá una plaza de una superficie de más de 2.500 metros cuadrados.
Los ascensores de la parte sur de la avenida, que permiten el acceso desde la calle Carlos Haya a la misma salvando un desnivel de aproximadamente 7 metros, están prácticamente instalados, a excepción de las cabinas que, en estos momentos, se están montando.

FG_AUTHORS: Ayuntamiento de Santander – Noticia

Leer noticia completa: http://goo.gl/ZA6Gpn