La economía de Cantabria avanzó un 2,6% en 2017 respecto a 2016. El dato se situó por debajo de la media nacional (3,1%).

En términos trimestrales, el Producto Interior Bruto (PIB) de Cantabria subió un 0,5% en el cuarto trimestre en comparación con el trimestre anterior y un 2,4% en relación al mismo trimestre de 2016. También en este caso los repuntes de la comunidad son inferiores a los medios, del 0,7% (trimestral) y del 3,1% (interanual).

Mientras la construcción fue el motor del crecimiento trimestral, en términos interanuales los impulsores fueron la industria y la energía, así como el comercio, transporte, hostelería, información y comunicaciones, seguidos de la construcción.

En concreto, de octubre a diciembre de 2017 se registró un crecimiento trimestral en todos los sectores de actividad en Cantabria, excepto el agrario y pesquero que retrocedió un -0,5%.

El mayor crecimiento se registró en la construcción con un 0,9%, seguido del comercio, transporte, hostelería, información y comunicaciones, y del de la administración pública, sanidad, educación y actividades artísticas, ambos con un crecimiento del 0,6%.

La industria y la energía, y las actividades financieras y seguros, inmobiliarias y profesionales se incrementaron un 0,3%.

Por su parte, los impuestos netos sobre los productos subieron un 0,7% trimestralmente.

Interanualmente también fue el sector primario el único que retrocedió, un -6,2%.

Por su parte, la industria y la energía, así como el comercio, transporte, hostelería, información y comunicaciones subieron un 3,3% en ambos casos, mientras la construcción remontó un 2,9%.

Asimismo, los sectores de actividades financieras y seguros, inmobiliarias y profesionales avanzaron un 1,8%, y administración pública, sanidad, educación y actividades artísticas repuntaron un 1,3%. Por último, los impuestos netos sobre los productos se incrementaron 3,75% en tasa interanual.