Miles de vecinos y visitantes asistieron ayer domingo en San Vicente de la Barquera a la festividad de La Folía, declarada de Interés Turístico Nacional.

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, y la vicepresidenta, Eva Díaz Tezanos, participaron en la procesión de la imagen de la Virgen de la Barquera desde la iglesia parroquial hasta el Muelle Viejo, donde embarcó en el pesquero ‘Hermanos Cortabitarte’ para encabezar la procesión marítima en compañía del resto de embarcaciones del municipio.

Al término de la misma y tras desembarcar en el Muelle Nuevo, la imagen fue trasladada a su santuario con los cánticos de las Picayas y la Salve Marinera. La celebración ha reunido a un amplio abanico de autoridades regionales y locales, entre ellas el alcalde de San Vicente de la Barquera, Dionisio Luguera, y varios diputados autonómicos, ha informado el Gobierno regional en nota de prensa.

La Folía es la fiesta patronal de San Vicente de la Barquera y una de las más vistosas y tradicionales de Cantabria. Para su conmemoración, el Ayuntamiento ha preparado tres días de eventos y actividades lúdicas para todas las edades.