La Fundación Botín invita a las Jornadas Europeas de Patrimonio en Cantabria, a las que se incorporan este año los municipios de Val de San Vicente y Liébana, que se suman al Valle del Nansa, Peñarrubia y Valderredible. El objetivo es que los visitantes puedan recorrer en régimen de puertas abiertas los elementos más significativos del patrimonio cultural y fomenta a su vez que pequeños territorios tengan su sitio en el mapa de Europa.

Según explicó esta fundación en Santander, se trata de una iniciativa creada en 1991 por el Consejo de Europa y la Unión Europea, con la finalidad de acentuar la unidad y diversidad del territorio europeo, donde monumentos, paisajes, núcleos rurales y ciudades históricas se convierten en un espacio común y compartido, un lugar de puertas abiertas para los ciudadanos que comunican entre sí en torno al patrimonio cultural, natural y paisajístico, considerado como una riqueza común a todos los europeos.

La organización presidida por Javier Botín informó el cronograma para esta edición:

– Actividades en Valderredible del 15 al 17 de septiembre: Podrán visitarse el conjunto de iglesias y necrópolis rupestres que se conservan en el Municipio. Además, habrá recorridos guiados al Monte Hijedo, puntos de observación del paisaje y, como patrimonio inmaterial, se podrá contemplar el espacio desde su observatorio astronómico.

En apoyo a esta iniciativa, la organización que promueve el arte y la cultura recordó que Renfe y Alsa ofrecen descuentos y servicios especiales. Renfe propone descuentos en los billetes para el trayecto Madrid – Aguilar de Campoo entre los días 15 y 17 de septiembre. Alsa por su parte, se encargará de ofrecer un servicio de traslado entre Aguilar de Campoo y Poliente estableciendo una línea que, en distintos horarios, trasladará a los visitantes hasta el municipio.

– Actividades en el Valle del Nansa y Peñarrubia, y en Val de San Vicente, del 22 al 24 de septiembre: se podrán visitar las torres de Linares, Obeso, Cabanzón y Estrada, con recorridos guiados a través de su rico patrimonio paisajístico cuyo eje son los ríos Nansa y Deva, la aldea de Lafuente, la iglesia de Tresabuela, pueblo natal del Padre Rábago. A las actividades deportivas y la oferta de los restaurantes de la zona, muy enfocada esos días al patrimonio gastronómico de la región, se suma como novedad una ruta del patrimonio minero.

– Actividades en Liébana, del 3 al 4 de noviembre: será la culminación de un importante Congreso Internacional de Micología. Una visita obligada será el Monasterio de Santo Toribio, en este Año Santo Lebaniego, como también las Iglesias de Piasca y de Santa María de Lebeña, y la Torre del Infantado, que junto a diversos puntos para la observación del paisaje define la identidad de esta comarca.

Esta fundación que promueve el desarrollo reiteró que estas Jornadas son una invitación al turismo cultural, natural, gastronómico y deportivo del Occidente de Cantabria, a un mejor conocimiento de estos territorios y una forma de hacerlos visibles en el mapa europeo.