La Fundación Botín celebrará hoy, 3 de enero, la XVIII edición del tradicional Encuentro de Becarios, una reunión de carácter informal a la que están convocados alrededor de 2.600 becarios de los diferentes programas de la organización.

La cita es a las 18:00 horas en el auditorio del Centro Botín, y constituye un refuerzo para consolidar entre ellos una red de trabajo relacionada con las Artes, además de compartir novedades y proyectos.

Según indicó la fundación en Cantabria, el evento comenzará con una intervención de Íñigo Sáenz de Miera, director general de la organización, en la que realizará el balance del último año y planteará los retos que se le presentan a la institución durante el próximo ejercicio.

Posteriormente, Begoña Guerrica-Echevarria, directora de operaciones de Artes Plásticas del Centro Botín, explicará a los becarios el trabajo que requiere el montaje de las exposiciones que están actualmente en el centro: ‘Julie Mehretu. Una historia universal de todo y nada‘ y la selección de obras perteneciente a la colección de la Fundación Botín, titulada ‘Arte en el cambio de siglo‘.

La fundación que promueve el desarrollo explicó que mantener el contacto con los becarios es prioritario, y esta reunión facilitará a la institución la posibilidad de compartir con ellos sus avances más recientes.

Además, la organización que preside Javier Botín busca propiciar una gran sesión de networking en la que se exploran posibles vías de colaboración para proyectos futuros y se fortalecen las relaciones cooperativas que ya están en marcha.

Cabe resaltar que, a la fecha, la Fundación ha contribuido con la formación de más de 2.600 personas, a través de sus diversas convocatorias de Postgrado, Universidad, Teología, Artes Plásticas, Gestión de Museos y Comisariado de Exposiciones, Música y Extraordinarias, como de becas específicas de proyectos y del programa para el Fortalecimiento de la Función Pública en América Latina.

El cierre de la reunión anual será con una merienda tradicional, compuesta por chocolate caliente con roscón, y una vez terminado el acto, como también es habitual, los becarios serán obsequiados con una publicación de la Fundación.