La Fundación Botín, presidida por Javier Botín, organiza tres actividades para disfrutar el fin de semana en familia en el Centro Botín, que incluyen la proyección de una película del ciclo de cine infantil, un concierto y un taller de arte.

Respecto a la primera actividad, se trata del Ciclo de cine “Magos, ositos y sirenas. Películas infantiles polacas”. Polonia ha producido desde los años 50 una gran cantidad de películas para niños y jóvenes, utilizando dibujos animados, caricaturas y efectos especiales de todo tipo. Además, recurren a historias clásicas conocidas en todo el mundo como a sus propias leyendas y cuentos de hadas.

Según informó esta fundación en Santander, en esta ocasión se proyectará “Pedro y el lobo” (Kate Templeton, 2006) y Casparade (Kamil Polak y Wjtek Wawszczyk, 2015) este 4 de noviembre a las 17:00 horas. Pedro y el lobo es una emocionante película de marionetas, producida en Polonia, que da vida al conocido cuento clásico con música de Prokofiev. Por su parte, Casparade es la historia de un adolescente que no quiere madurar.

La segunda actividad es un Concierto de “Domingos en familia: Grupo Albéniz Prosegur”, que se realizará este 5 de noviembre a las 12:30 horas, para disfrutar de Obras de César Franck (Quinteto con piano en fa menor op.34) y Dimitri Shostakovich (Quinteto con piano en sol menor op.57/D).

El grupo está compuesto por Luis María Suárez (violín), Iván Görnemann (violín), Héctor Cámara (viola), Paula Brizuela (violonchelo) y Javier Rameix (piano). Nació en la Escuela de Música Reina Sofía y en su corta vida se ha convertido en una de las agrupaciones más virtuosas del momento, y en este Concierto en Santander nos adentraremos en dos obras del gran repertorio de la música de cámara universal.

Finalmente, esta Fundación en Cantabria invita este 5 de noviembre a las 18:00 horas al Curso ‘Artes, emociones y creatividad en familia’. A través de estas sesiones las familias descubrirán cómo el arte expuesto en el Centro Botín ayuda a desarrollar las habilidades emocionales y la creatividad para ponerlas en acción en el día a día.

Durante el taller de arte en Santander, las familias participarán en actividades que les incitarán a pensar en las emociones, a identificarlas utilizando vocabulario emocional, y a comprender sus causas y sus consecuencias, para después poder aplicarlo a la vida cotidiana.