La Fundación Botín ha recibido la medalla de oro de Santander, un reconocimiento a su legado, trayectoria y contribución a enriquecer la vida social, cultural y científica de la ciudad. La alcaldesa Gema Igual entregó este galardón a Javier Botín, presidente de la organización.

Al acto se celebró en el Paraninfo de la Magdalena, al que asistieron Miguel Ángel Revilla, presidente de Cantabria, parte de la familia Botín, así como de la mayoría de la Corporación municipal, de representantes del Banco Santander y de la Fundación Botín, y de una amplia representación de la cultura y la sociedad de Santander y de Cantabria.

Tras recibir la medalla, el presidente de la Fundación Botín agradeció este galardón, y aseguró que “los verdaderos beneficiarios de este reconocimiento, y quienes en todo caso merecen esta medalla, no somos nosotros, sino todos los que nos han precedido y que son los responsables de la labor filantrópica que ha desarrollado la Fundación desde que en 1964 se creara”.

Javier Botín citó especialmente a sus fundadores, Marcelino Botín Sanz de Sautuola y su esposa Carmen Yllera. También desatacó al presidente de la entidad hasta 1993, Emilio Botín Sanz de Sautuola y López, su abuelo, y a su sucesor, su padre, Emilio Botín Sanz de Sautuola y García de los Ríos, que estuvo al frente de ella hasta 2014.

El representante de esta fundación en Santander resaltó que la organización desarrolla su labor gracias a las aportaciones que hicieron tanto sus fundadores como sus dos presidentes posteriores, que dedicaron una parte “muy importante” de su patrimonio a la filantropía, “porque así entendían su condición de banqueros y empresarios”.

El presidente de esta fundación que promueve el desarrollo también subrayó que la entidad ha evolucionado “de acuerdo a la transformación que ha ido experimentando el sector social de España, y en muchos momentos no sólo acompañando ese cambio, sino liderándolo”.

Por su parte, la alcaldesa Igual puntualizó que “la Fundación es uno de los mayores mecenas de la cultura y las artes en la ciudad, y una de las entidades más comprometidas con el desarrollo económico y social de Santander y Cantabria”.

Añadió que “La Fundación Marcelino Botín ha sido, es y seguirá siendo un referente en el ámbito de la cultura, en el impulso de programas educativos, en la promoción del talento y la creatividad, y en proyectos de acción social que revierten en el territorio”.

Cabe recordar que la Fundación Botín desarrolla programas en los ámbitos del arte y la cultura, la educación, la ciencia y el desarrollo rural, y apoya a instituciones sociales de Cantabria para llegar a quienes más lo necesitan. También cuenta con un Observatorio de Tendencias para profundizar en el conocimiento de la sociedad y descubrir claves que sirvan para generar riqueza y orientar su desarrollo. El proyecto más importante de la Fundación es el Centro Botín, inaugurado este año en Santander.