La Fundación Botín retomará el próximo 10 de octubre su ciclo de conferencias ‘La educación que queremos’. En esta sesión, el ponente será Ignacio Martín Maruri que hablará sobre ‘El valor del fracaso’.

En concreto, el conferencista abrirá el debate sobre si el fracaso puede ser valioso, qué importancia tiene en el aprendizaje, y si es una herramienta necesaria y útil para el desarrollo de los estudiantes o es algo de lo que debamos protegerles. En esta conferencia se tratará el tema del fracaso, de su importancia para el aprendizaje y de las circunstancias personales y de entorno, que permiten que una experiencia de fracaso pueda generar valor.

Ignacio Martín Maruri es profesor de Liderazgo y Transformación Organizacional de la Universidad Adolfo Ibáñez (Chile) y Consultor de CLA Consulting. Ingeniero Superior de Telecomunicaciones por la Technische Hochschule Darmstadt, Executive MBA por el IE, Máster en Administración Pública de Harvard y Coach Ontológico.

La cita es el 10 de octubre en la Sede de la fundación en Madrid, en la Calle Castelló 18C, a las 18:00 horas. La entrada es gratuita, con una previa  inscripción online y hasta completar aforo.

Tras esta sesión, la fundación tiene planeada una conferencia de cierre de este ciclo con el que se busca reflexionar sobre las nuevas perspectivas y condiciones de la educación que se desea y que se puede lograr hoy.  Así, el 28 de noviembre se desarrollará la sesión ‘La magia de la educación’, con Xosé Manuel Domínguez Prieto.

Al inicio del ciclo, la fundación en Santander realizó en febrero la conferencia denominada “No sin las Artes”, con Christopher Clouder como ponente. Se propuso una visión más amplia y considerar la experiencia de las artes no solo como un privilegio, sino como un sentido clave en la educación. Posteriormente, en el mes de marzo, se realizó la conferencia “El arte de preguntar”, con Francisco Romo.

En abril, Begoña García Larrauri ofreció la conferencia “Educar desde la alegría y el buen humor”, donde se habló del valor de la actitud personal y la necesidad de recuperar la alegría y el buen humor como factores clave en la actividad profesional del docente, porque los estudiantes estarán más motivados para aprender si son felices y se divierten.

Adicionalmente, previo a la temporada estival, esta fundación que promueve el desarrollo acogió las conferencias “El silencio que educa”, con Olga Cebrián, y “Vivir con entusiasmo”, con Víctor Küppers.

Con este tipo de actividades, está Fundación apoya la educación que promueva el crecimiento saludable de niños y jóvenes, potenciando su talento y creatividad para ayudarles a ser autónomos, competentes, solidarios y felices.