La Fundación Botín y la Fundación Ramón Areces han firmado un acuerdo de colaboración que permite que esta última organización se sume al proyecto del Centro Botín como socio estratégico, posicionándose como una institución innovadora que apuesta por el arte y la cultura en Santander y a nivel nacional. Ambas instituciones están comprometidas con la mejora de la calidad de la educación, el apoyo a la ciencia y el talento joven.

El convenio fue firmado por el director general de la Fundación Botín, Íñigo Saenz de Miera, y el director de la Fundación Ramón Areces, Raimundo Pérez-Hernández y Torra. La participación de la Fundación Ramón Areces en el Centro Botín se enmarca dentro del objetivo de la Fundación Botín de que el Centro cuente con un alto respaldo social e institucional, y en búsqueda de recursos para contribuir a la financiación de su programación.

Al respecto, Sáenz de Miera, indicó que para esta fundación en Cantabria “contar con la Fundación Ramón Areces como socio estratégico del Centro Botín es muy satisfactorio no solo porque esta condición supone el máximo apoyo institucional al Centro Botín, sino porque demuestra una vez más el interés que se tiene desde el tercer sector por la generación de desarrollo social en España”.

Por su parte, Pérez-Hernández y Torra afirmó que “la Fundación Ramón Areces se suma a este proyecto para fortalecer su compromiso con el desarrollo científico, económico, cultural y social del país”.

El nuevo Centro Botín contará con instituciones colaboradoras que apoyarán su proyecto al tiempo que participarán en él y, dentro de esas colaboraciones, la de socio estratégico es la de mayor categoría. Con el Plan de Patrocinios, la Fundación presidida por Javier Botín espera recabar alrededor de 500.000 euros anuales para sus programas. Estas instituciones colaboradoras participarán en su programación (con alto contenido de artes plásticas) y podrán utilizar sus instalaciones para eventos puntuales.

Cabe resaltar que el apoyo a la  educación es una de las apuestas estratégicas de la Fundación Botín para generar desarrollo en Cantabria y en toda España. Su objetivo es introducir la inteligencia emocional y social y el desarrollo de la creatividad en las aulas para mejorar la calidad de la educación y promover el crecimiento saludable de niños y jóvenes. Este propósito tendrá un impacto en las actividades formativas del programa Reflejarte que se desarrollarán a partir del 23 de junio en el Centro Botín.