La Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (IAAF) ha concedido a la atleta española Ruth Beitia el premio al Fair Play de los Mundiales de atletismo, que la cántabra recogió el pasado domingo en el Estadio Olímpico de Londres de manos de Sebastian Coe, presidente del organismo.

Beitia se despidió el sábado del Mundial de Atletismo que acabó el domingo en la capital británica tras no poder superar el listón del 1.92, después de hacer tres nulos, en la final de salto de altura que se adjudicó la rusa Maria Lasitskene, llevándose el oro con un salto de 2.03.

La santanderina llegó a la disputa de estos Mundiales, en los que acabó finalmente en duodécima posición, con el oro olímpico de Río de Janeiro y el liderato de la Diamond League bajo el brazo.

Tras coronarse tres veces como campeona de Europa, la atleta española buscaba la triple corona en la capital inglesa, algo que no pudo hacer realidad.