El Gobierno de Cantabria, a través de la empresa pública MARE, pone en marcha una nueva edición de la Liga de Reciclaje con la incorporación de 20 nuevos centros escolares de Educación Primaria. Se suman, de esta forma, 9.824 escolares a esta iniciativa de la que ya forman parte 19 centros de la Comunidad Autónoma, lo que va a permitir la implicación en este proyecto de alrededor de 15.000 alumnos durante este curso.

El objetivo de esta iniciativa, que comenzó en el curso 2013/2014 con 12 centros, es la implantación de un plan de gestión de residuos estable durante todo el curso escolar, que incluya la separación y el depósito correcto de forma que se favorezca el correcto tratamiento y reciclaje. Se incorpora, así, la educación ambiental de forma directa como herramienta clave en la gestión de residuos en el ámbito escolar.

MARE, en los 19 centros que ya forman parte de la Liga, ha realizado visitas de apoyo y asesoramiento para poner en marcha los diferentes planes de gestión de residuos, y charlas y actividades sobre reciclaje para el alumnado con el apoyo del vehículo de Punto Limpio Móvil en todos los centros escolares. Además, ha prestado servicio de recogida de residuos en los propios centros.

Como resultado de ello, según ha informado el Ejecutivo regional en nota de prensa, desde septiembre de 2014 hasta junio de 2017 se han recogido más de 4.500 kilos de envases ligeros (latas, envases de plástico y briks), más de 13.500 kilos de papel y cartón y más de 3.000 kilos de residuos especiales (pilas, aceite vegetal, tóner y aparatos eléctricos y electrónicos).

La Liga de Reciclaje se realiza en el marco del Convenio de colaboración firmado el pasado mes de octubre entre la Consejería de Universidades e Investigación, Medio Ambiente y Política Social y la Consejería de Educación, Cultura y Deporte y MARE para la promoción de la educación ambiental. Además, esta iniciativa cuenta con el apoyo de ECOEMBES.