Estructura del portal Web : 
Contenido: 

La Universidad de Cantabria está, desde hoy, unida con General Dávila mediante escaleras y rampas mecánicas, tras la puesta en marcha de la que representa la primera conexión de movilidad vertical en la zona norte de Santander, que ha conllevado una inversión municipal de más de 1,5 millones de euros.

La alcaldesa, Gema Igual, ha asistido a la entrada en funcionamiento de las 4 escaleras y 3 rampas mecánicas, con una longitud total de 159,39 metros, que salvan los 43 metros de desnivel que separan la Universidad y General Dávila, desde la Avenida de los Castros, a la altura del Parque de La Teja, hasta la Finca de Jado.

Igual ha destacado que esta actuación mejorará notablemente la conexión peatonal entre la Avenida de los Castros y General Dávila y su situación, frente al campus de la UC, va a hacer que sea especialmente utilizada por estudiantes, profesores y el resto de la comunidad universitaria.

“Continuamos así ofreciendo alternativas al vehículo privado a la hora de desplazarse hasta el campus universitario”, ha remarcado la regidora, quien ha indicado que está conectado con el resto de la ciudad por transporte urbano, con las diferentes líneas del TUS (3, 4 y 7, además del servicio intermodal desde la plaza de las Estaciones, que conecta con el servicio de trenes) y carriles bici, con uno que atraviesa toda la Avenida de los Castros y conecta, al este, con las playas y el centro de la ciudad, y al oeste, con el Complejo Deportivo Ruth Beitia, llegando antes del verano hasta el PCTCAN, con el proyecto que se encuentra ahora mismo en ejecución con una inversión de 400.000 euros.

Además, el carril bici que unirá Puertochico con la Avenida de los Castros, por el túnel de Tetuán, favorecerá aún más el uso de este medio de transporte para llegar a la universidad, ha augurado.

Y desde ahora, el campus universitario cuenta también con escaleras y rampas mecánicas que desembocan en la Finca Jado, a donde llegarán, a su vez, los elementos mecánicos que van a conectar el Paseo de Pereda con General Dávila, atravesando las calles del Sol, Carmen, Entrehuertas, Santa Teresa de Jesús y Grupo El Carmelo, ha indicado Igual.

“De esta manera, estas escaleras y rampas mecánicas, además de mejorar la calidad de vida de los vecinos, nos ayudan en nuestro empeño de ir reduciendo progresivamente la dependencia del vehículo privado y que se vea desplazado por otras formas de movilidad”, ha añadido.

La alcaldesa ha hecho hincapié en que el Ayuntamiento contribuye también a generar actividad económica y empleo, con una inversión de 1,5 millones de euros.

“Estamos generando itinerarios que, más allá de unir dos zonas puntuales de la ciudad, suponen crear nuevas vías de comunicación peatonal integrales, cosiendo los recorridos ya existentes y prologándolos, de manera que vayamos conectando el centro de Santander con las zonas más altas situadas al norte y al sur del casco urbano”, ha explicado.

Esta actuación de movilidad vertical se suma a otras como las ejecutadas ya en el Río de la Pila, las calles Antonio Mendoza, Eulalio Ferrer y Alceda o la pasarela y los ascensores panorámicos para salvar las vías del ferrocarril en la conexión entre la calle Alta y Castilla-Hermida.

A todas estas se añade también el proyecto que ya está en ejecución para instalar rampas mecánicas en las calles Francisco de Quevedo y Vista Alegre.

“Se trata, en todos los casos, de actuaciones con un marcado carácter social que cambian la vida de muchas personas que encontraban dificultades para desplazarse a pie a las calles situadas en zonas altas la ciudad y que ahora pueden hacerlo con comodidad y facilidad”, ha resumido la alcaldesa.

Coincidiendo con la puesta en marcha de las nuevas escaleras y rampas, el Ayuntamiento y la Asociación de vecinos La Encina, con su comisión de Fiestas y Juventud, han organizado una pequeña fiesta de convivencia para los vecinos del entorno, con música, hinchables para los más pequeños, almuerzo y chocolatada, en la que participan también miembros de las asociaciones La Encina – Los Ríos y Entrehuertas.

Nueva glorieta en el cruce de la calle Honduras y la Bajada de la Teja

Se han instalado 4 escaleras y 3 rampas mecánicas, con una longitud total de 159,39 metros, para salvar los 43 metros de desnivel que separan la Universidad y General Dávila.

La conexión desde el campus universitario a través del parque de La Teja es la primera intervención de este tipo en la ladera norte de General Dávila, y enlaza con el recorrido existente ya, a esta misma altura, pero en la zona sur, entre la calle Santa Teresa de Jesús y la Finca Jado, una conexión que se va a prolongar con nuevos elementos mecánicos hasta llegar al entorno del paseo de Pereda.

Las escaleras mecánicas (con trazados que oscilan entre 10 y 12 metros de longitud, aproximadamente) comienzan frente a la Facultad de Ciencias y cruzan el parque de la Teja, conectando entre sí cada una de las terrazas de este espacio, hasta desembocar en la calle Honduras.

Las rampas, por su parte, arrancan en la Bajada de la Teja, y se reparten en tres tramos de entre 36 y 39 metros de longitud cada uno, que terminan en un pequeño camino por el que se recorren los últimos metros para llegar a General Dávila.

Para la colocación de las dos últimas rampas ha sido necesario desviar la tubería de agua que sale del depósito del Avellano y desciende por la Bajada de la Teja y recolocar también una cámara de válvulas que deriva esta tubería hacia otra conducción que se interna en la colonia Virgen del Camino, unos trabajos que se han coordinado con Aqualia.

Asimismo, se ha sustituido la conducción actual de fibrocemento de 150 milímetros existente entre las calles Fernando de los Ríos y Honduras por otra de fundición dúctil, se ha renovado la red de riego en la zona de la tercera rampa y se ha colocado un nuevo hidrante.

Los trabajos se han completado con el cambio de la red de saneamiento y drenaje en el tramo paralelo a la primera rampa, y la adaptación o colocación de nuevos sumideros para responder a la nueva configuración de los viales y la nueva glorieta.

Esta rotonda, de 24 metros de diámetro, se sitúa en el cruce de la calle Honduras y la Bajada de la Teja, y se completa con pasos de peatones sobreelevados a ambos lados, para reducir la velocidad de los vehículos que circulan por la zona y mejorar la seguridad en los giros a la izquierda, atendiendo así una demanda de los vecinos.

El proyecto ha incluido también la creación de un nuevo paso de peatones en General Dávila, regulado por semáforos, y la reubicación del que existe actualmente junto al parque de la Teja, en la avenida de Los Castros, para trasladarlo al punto de inicio de las escaleras mecánicas.

Igualmente, se renueva el pavimento en las zonas afectadas por la instalación de los elementos mecánicos, se colocan balizas LED en las rampas y escaleras para iluminar las zonas peatonales o verdes anexas y se instala un sistema de videovigilancia.

Se han creado nuevas zonas verdes con árboles y arbustos en los parterres dispuestos en los márgenes de la nueva glorieta y se han formado cuatro jardines a ambos lados de las escaleras mecánicas, en el parque de la Teja, con especies de distinto color para cada tramo.

Las obras fueron adjudicadas a la UTE formada por las empresas Dragados y Cuevas, por un presupuesto de 1.542.266 euros y un plazo de ejecución de 10 meses.

Resumen: 
Coincidiendo con la puesta en marcha de las nuevas escaleras y rampas, el Ayuntamiento y la Asociación de vecinos La Encina, con su comisión de Fiestas y Juventud, han organizado una pequeña fiesta de convivencia para los vecinos del entorno.
Fecha publicación: 
21-01-2017
Imagen : 
La Universidad y General Dávila, unidas mediante escaleras y rampas mecánicas
Imagen portada: 
La Universidad y General Dávila, unidas mediante escaleras y rampas mecánicas

FG_AUTHORS: brf0578

Leer noticia completa: http://santander.es/ciudad/universidad-esta-desde-hoy-unida-general-davila-mediante-escaleras-rampas-mecanicas