El Consejo Superior de Deportes ha concedido por primera vez a una prueba deportiva de Cantabria, ‘La Vaca Gigante‘, el Sello de Excelencia como evento deportivo. Se trata de la máxima distinción como evento internacional.

Y es que el CSD entiende que la dimensión de la competición santanderina traspasa las fronteras nacionales y se ha convertido en una de las pruebas de surf más importantes de Europa, según subraya en un comunicado.

En consecuencia, desde ahora, el CSD dará respaldo a la prueba y su logo se sumará al de los patrocinadores. El anuncio ha sido realizado este lunes en el Consejo, en un encuentro presidido por Jaime González Castaño, director general del organismo, que ha estado acompañado por Luis García, rider local y descubridor de la ola; Pedro García Rivas, presidente del club Obsessionado2, y Alma Viciana, responsable de Márketing Oakley Europa.

González Castaño ha destacado la gran importancia de esta prueba, ya que es una de las cuatro de olas de más de 6 metros que se celebran en el mundo (junto a Hawaii, México y Portugal) y ha puesto en valor “la cada vez más creciente importancia del deporte del surf, que será olímpico en Tokio 2020”.

En la anterior edición, varios miles de personas se dieron cita en este evento, que en palabras de González Castaño, “se da en un escenario fabuloso y además es un ejemplo de todo lo que somos capaces de organizar cuando remamos en la misma dirección”, reseñando la colaboración entre las entidades públicas de Cantabria y las empresas que patrocinan ‘La Vaca Gigante’.

El rider local Luis García, descubridor de la ola, ha explicado el porqué del nombre de este evento: “Hay dos arrecifes que producen la ola. El primero se llama Malasmañas y el segundo, Bajos de la baca, con B, que era un sitio que evitaban antiguamente los barcos pesqueros. Pero es que además, la ola rompe justo enfrente de un “prao” donde hay vacas, por donde accedíamos con nuestras tablas, así que de ahí viene el nombre”.

Por su parte, Pedro García Rivas, del club Obsessiona2 y organizador del evento, ha destacado el creciente valor del mismo, afirmando que “empezó teniendo un carácter muy local pero se ha convertido en un escaparate internacional”. “Estamos muy orgullosos de que el deporte sea una ventana más para Cantabria y para España, por lo que seguiremos trabajando para llegar a más gente”, ha asegurado.

Finalmente, Alma Viciana, por parte de la firma patrocinadora Oakley, se ha expresado en términos parecidos: “El evento seguirá creciendo y nosotros seguiremos apostando por él y por sus valores”.