Desde hoy, Liberbank, iniciará, el Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) a los primeros 666 trabajadores que saldrán de la entidad; 465 de estos trabajadores perteneces a Caja Castilla-La Mancha (CCM). En los próximos 18 meses, un total de 1.332 trabajadores quedarán sin empleo como resultado de este proceso.

Además, se ha planteado la reducción de la jornada laboral en un 30%, para 1.000 trabajadores. Para el resto de los trabajadores, se aplicará una rebaja salarial progresiva que abarcan desde el 4% para quienes cobran más de 30.000 euros brutos al año; 19% para las personas con salarios superiores a los 100.000 euros; sólo los sueldos inferiores a 30.000 serán exonerados de esta medida.

Los Sindicatos presentarán un conflicto colectivo sobre este ERTE en la Audiencia Nacional de Madrid, con el fin de que las autoridades judiciales tengan “sensibilidad” en este asunto y esperando que se inicien negociaciones para llegar a un compromiso de reincorporación de los empleados afectados.