Los 76 niños saharauis del programa ‘Vacaciones en paz’ han visitado el Parque de la Naturaleza de Cabárceno. Los menores llegaron el pasado mes de julio y permanecerán dos meses acogidos por familias de la región.

Esta iniciativa, que cuenta con el apoyo del Gobierno de Cantabria, está gestionada por las ONGD Cantabria por el Sáhara y Alouda Cantabria, en colaboración con la Delegación Saharaui, y desde su implantación en el año 1995, ha posibilitado que más de 600 niños saharauis han pasado el verano en la región.

El consejero de Educación, Cultura y Deporte, Ramón Ruiz, ha acompañado a los niños en la visita, agradeciendo a CANTUR la “oportunidad” que ha dado a los menores de pasar “un día inolvidable” en el parque.

Ruia ha recordado que el objetivo de este programa es alejar a los niños de las “condiciones climatológicas extremas” que sufren en los campamentos durante el verano, y ofrecerles la posibilidad de realizarse un completo reconocimiento médico y completar las carencias nutricionales que puedan padecer.

“Tampoco podemos olvidar que su presencia entre nosotros nos ayuda a visibilizar el conflicto que sufren desde hace varias décadas”, ha destacado el consejero.

En este sentido, Ruiz ha recordado que la población saharaui es uno de los “objetivos prioritarios” para la cooperación cántabra, y ha explicado que se mantiene una ayuda de forma directa a través de convocatoria de subvenciones.

Según ha precisado, el presupuesto para el programa ‘Vacaciones en paz’ ha ascendido este año a 20.000 euros, 5.000 euros más que en el año anterior, y además en esta campaña se ha aplicado una “nueva fórmula” para la gestión del programa, ya que se realiza a través de un convenio de colaboración entre las dos ONGs participantes, “lo que permite un trabajo conjunto de las dos entidades solidarias, incrementando su presencia social en Cantabria”.