El Índice de Precios Industriales (IPI) avanzó medio punto en Cantabria en el pasado octubre respecto a septiembre, y un 2% en comparación con el mismo mes de 2016, según refleja el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Con estos datos, el IPI de Cantabria acumula trece meses en positivo, aunque nuevamente por debajo de la media nacional, que creció un 2,8 por ciento.

En octubre, en términos interanuales, todos los índices registraron incrementos salvo los bienes de consumo duradero, que se desplomaron un -9,6% y acumulan siete meses de descensos.

Así, los bienes de consumo no duradero subieron un 3,8% y los bienes intermedios repuntaron un 3,7%. Igualmente registró un alza de los precios de los bienes de equipo (1,7%), de la energía (1,4%) y de los bienes de consumo (0,8%).

En términos mensuales, bajaron los precios de los bienes de consumo no duradero (-0,6%) y bienes de consumo (-0,5%) y se mantuvieron estancados los de los bienes de consumo duradero y bienes de equipo.

De este modo, el crecimiento mensual del 0,5% estuvo determinado por el incremento de la energía (3%) y de los bienes intermedios (0,7%).

Como consecuencia, en lo que va de año, los precios industriales permanecen invariables, con alzas en los bienes de equipo (2,3%), bienes intermedios (1,9%) y bienes de consumo no duradero (0,5%), compensadas por retrocesos en los bienes de consumo duradero (-9,8%), energía (-2%) y bienes de consumo (-1,8%).

En España, los precios industriales aumentaron un 0,8% en octubre en relación al mes anterior, y moderaron su crecimiento interanual siete décimas, hasta el 2,8%. Pese a ello, con el repunte interanual de octubre, los precios industriales encadenan 13 meses consecutivos de ascensos, después de haberse incrementado en los últimos tres meses de 2016 y en los diez primeros meses de 2017.

Esta desaceleración del avance en tasa interanual de los precios industriales ha sido consecuencia del descenso de casi 2,5 puntos de la variación interanual de la energía, un 4,1%, a la suave subida del precio del refino del petróleo y de la energía eléctrica, así como al retroceso del 1,7% en los precios de los bienes de consumo no duradero.