La actriz Marta Hazas ha descubierto este domingo su estrella de la fama el barrio Tetuán de Santander, su ciudad natal, “el reconocimiento que más me voy a merecer en mi vida”.

La cántabra, que es oriunda de la cercana zona de Cañadío, ha agradecido su inclusión en el ‘Paseo de la Fama’ de este barrio santanderino, más en un momento “brillante” de su carrera como el actual, lo que le hace especial “ilusión”.

Y también le ha hecho “ilusión” que un compañero suyo de profesión y en el escenario, el actor y presentador de televisión Carlos Sobera, haya ejercido de padrino en este acto, organizado por la Asociación de Comerciantes y Hosteleros de Tetuán, con la colaboración con el Ayuntamiento.

La protagonista de series de televisión como ‘El internado’ o ‘Velvet’ ha descubierto su estrella de la fama -la novena de este peculiar Paseo- acompaña, además de por Sobera, por el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, y la primera teniente de alcalde de Santander, Pilar González-Pescador, entre otros.

En el evento, seguido por vecinos y visitantes, también han participado los hijos de Manolo Preciado y Nando Yosu, séptima y octava estrella de Tetuán, que han entregado a la actriz una réplica de la suya en pequeño.

De esta manera, Hazas -que también ha tenido papeles en ‘El comisario’, ‘Hospital Central’ o ‘Cuéntame cómo pasó’- se suma a los homenajes recibidos por los que fueran entrenadores del Racing de Santander, o su compañero, el actor Eduardo Noriega, el cantante David Bustamante, el dibujante José Ramón Sánchez, el exfutbolista Paco Gento, el exciclista Óscar Freire y la atleta Ruth Beitia.