Más de 22.000 personas han visitado, durante este puente del 1 de mayo, las instalaciones turísticas gestionadas por la empresa Cantur, dependiente del Gobierno de Cantabria, que ha valorado como “positivos” los datos de afluencia, a pesar de las “adversas” condiciones meteorológicas “impropias” de esta época del año.

Así lo ha expresado, a través de un comunicado, Javier Carrión, director de la sociedad pública, quien ha precisado que dicha cifra se reparte entre el Parque de la Naturaleza de Cabárceno, el teleférico de Fuente Dé y la estación de esquí de Alto Campoo, que ha recibido cerca de un millar de esquiadores en la última jornada de la temporada, en la que ha sumado más de 121.000 deportistas en los cerca de 150 días que han estado las instalaciones abiertas.

En concreto, por estas infraestructuras han pasado 22.020 personas en los cuatro días de puente, desde el sábado 28 de abril hasta el martes 1 de mayo, de los cuales cerca del 80% eran de fuera de la Comunidad Autónoma, por lo que -en palabras de Carrión- “Cantabria sigue estando de moda”.

El lugar más visitado ha sido Cabárceno, con 16.437 turistas, aunque también destaca el “espectacular” cierre de temporada en Alto Campoo, con 1.289 esquiadores en estos días, de los que 916 corresponden a este martes, que han convertido a esta última jornada de actividad de la estación en algo “excepcional” teniendo en cuenta la altura de la temporada, con unas condiciones “óptimas” tanto en lo que se refiera a la cantidad como a la calidad de la nieve por las precipitaciones caídas anoche.

Por lo que respecta a Fuente Dé, el teleférico ha sumado a lo largo de estos cuatro días 4.294 usuarios, de los que 1.765 corresponden a este martes. Si se comparan estos datos con los registrados en estas mismas fechas el año pasado, se produce un incremento del número de visitantes, ya que en 2017 la cifra global en las tres instalaciones fue de 16.367 turistas (el aumento es superior al 30%), en un puente del 1 de mayo que duró tres días, uno menos que en 2018. Además, entonces la estación de esquí ya estaba cerrada.

Con todo ello, el director de Cantur se ha mostrado “satisfecho” del balance de este puente, teniendo en cuenta la meteorología que se ha registrado en la región a excepción de esta última jornada. “El condicionante meteorológico siempre pesa en Cantabria, pero a pesar de ello, la gente se ha animado a venir hasta nuestra tierra”, ha concluido.