Moody’s ha decidido mejorar la perspectiva de la calificación ‘B1’ de Liberbank de ‘estable’ a ‘positiva’.

La decisión de Moody’s llega después de que la entidad financiera alcanzara un acuerdo para traspasar sus activos tóxicos por importe de 602 millones de euros a una nueva sociedad, en la que va a tener una participación minoritaria del 9,99 por ciento.

Según Moody’s, el cambio en la perspectiva del rating de Liberbank demuestra que la entidad va a tener la capacidad de mantener la tendencia “positiva” actual en sus fundamentos financieros, “particularmente en términos de riesgo de activos”.

La semana pasada, Liberbank anunció que había suscrito un acuerdo con Bain Capital y Oceanwood con el objetivo de establecer una nueva sociedad a la que van a traspasar inmuebles adjudicados por importe de 602 millones de euros.

En esta sociedad, Bain Capital va a tener una participación del 80 por ciento, mientras que Oceanwood y Liberbank van a contar con un 10,01 por ciento y un 9,99 por ciento, respectivamente.

La agencia de calificación ha indicado en una nota que “esta transacción reducirá el importante ‘stock’ de activos improductivos del banco y se produce después de la mejora en sus colchones con capacidad de absorción de pérdidas tras el anuncio de ampliar capital en 500 millones de euros”.

La cartera de activos adjudicados de Liberbank se ha recortado en unos 1.044 millones de euros hasta el presente mes de octubre. La entidad financiera ha conseguido incrementar la cobertura de sus activos con problemas del 40% al 50%.