La familia de elefantes africanos del Parque de la Naturaleza de Cabárceno sigue aumentando con el nacimiento de un nuevo ejemplar, el segundo durante este mes de agosto y el decimonoveno que ve la luz en la instalación cántabra.

La nueva cría, una hembra que pesó 113 kilos, nació el 24 de agosto y desde entonces ha necesitado cuidados especiales dado que la madre la rechazó al nacer de una forma agresiva.

Superado el periodo crítico y tras la valoración positiva de la exploración veterinaria y de las pruebas realizadas por el equipo técnico de Cabárceno, la pequeña elefanta se encuentra en perfecto estado y está siendo criada a biberón por los cuidadores del recinto.

La recuperación ha sido muy rápida y en tan solo una semana el paquidermo ha engordado dos kilos, lo que permitirá, en los próximos días, poder sacar al ejemplar al recinto exterior para que tome el sol, comience a familiarizarse con el entorno y visualice al resto de la manada.

Si bien habrá que esperar a que la cría cumpla al menos cinco años para integrarse con el resto de paquidermos, su carácter “activo y vivo” y la existencia del otro ejemplar nacido el pasado 6 de agosto (también hembra) hará que la integración sea más fácil, según han explicado los especialistas de la instalación.

La nueva cría es hija de Kenia, una elefanta de 16 años también nacida en Cabárceno, y falta por determinar cuál de los dos machos reproductores de la manada es el padre.