El Parque de la Naturaleza de Cabárceno ha vuelto a aumentar su familia de elefantes africanos con el nacimiento de un nuevo ejemplar. El pequeño paquidermo, un macho de unos 100 kilos de peso, nació el pasado jueves, 26 de julio, según informa este martes el Gobierno de Cantabria.

La nueva cría es hija de Infinita, nacida también en el recinto en 2005, y Jumar, de 21 años y uno de los dos ejemplares machos probados de Cabárceno, considerado un referente mundial y pionero en el desarrollo de programas de investigación relacionados con la reproducción de esta especie en peligro de extinción.

Con este nacimiento ya son 19 el número de paquidermos (trece hembras y seis machos) alumbrados en el parque cántabro, la instalación donde más crías han nacido de esta especie en el mundo, varias de segunda generación como en este caso ya que su madre también nació en el parque.

El pequeño elefante evoluciona “bien” en sus primeros días de vida, a pesar de que a su progenitora le “costó” hacerse con el cuidado de su cría. Para ayudar a la integración de madre e hijo, el equipo veterinario y técnico ha apartado a ambos del resto de la manada y en esta primera semana están conviviendo en el box de adaptación del recinto de paquidermos.

Según los técnicos de Cabárceno, este aislamiento permitirá que estrechen vínculos y esta misma semana podrán integrarse con el resto de ejemplares.

Con el nacimiento del nuevo ejemplar, la instalación cántabra cuenta en la actualidad con 17 elefantes africanos, conformando a nivel mundial el mayor grupo de esta especie que vive fuera de África.

La familia de paquidermos vive en una de las “mejores y mayores” instalaciones que hay en cautividad en el mundo. Tiene 25 hectáreas y cuenta con un gran establo de más de 1.000 metros cuadrados y una piscina con capacidad para más de 5 millones de litros de agua.