Un elefante africano ha nacido en el Parque Naturaleza de Cabárceno. El nuevo inquilino, de sexo aún por determinar, es el ejemplar número 18 que viene al mundo en este recinto cántabro, que se consolida así como lugar de “primera referencia mundial” en la reproducción de esta especie en cautividad.

El elefante nació el pasado domingo, con un peso aproximado de entre 90 y 100 kilos, según han calculado los veterinarios del parque, que han informado que el peso del animal al nacer es uno de los más elevados registrados en el Parque.

El pequeño ya se ha alimentado de las mamas de su madre y está perfectamente integrado en la manada, según destaca el Gobierno de Cantabria.

El nacimiento tuvo lugar durante la estancia de los elefantes en el exterior del recinto, con lo cual hubo que esperar unas horas para recoger a los animales a sus cuadras, y se estuvo pendiente de que el pequeño se pudiera valer por sí mismo, algo que ocurrió pasadas las diez de las noche.

Se ha comprobado, que el recién nacido, vigilado atentamente por su madre, se ha integrado perfectamente en el grupo que le ha aceptado sin problemas.

Se trata del tercer parto de la madre, una elefanta de 16 años llamada ‘Hilda’, con lo que su experiencia “garantizará que la crianza se desarrolle con normalidad”.

Junto a la madre, otra elefanta llamada ‘Laura’ ha desempeñado un rol de asistencia a la parturienta, algo habitual entre los elefantes que tienen una intensa vida en comunidad.

Los veterinarios han detectado como “único problema” el comportamiento de una hembra llamada ‘Zambi’ que se muestra “celosa” por el nacimiento e induce a “conflictos” dentro del grupo, motivo por el cual se ha decidido apartarla del grupo temporalmente.