Noja ha inaugurado un monumento que el Ayuntamiento ha levantado en homenaje a los “miles” de peregrinos del Camino de Santiago que anualmente visitan el municipio en un acto que ha estado encabezado por el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla.

El monumento es una escultura, obra del artista local Joaquín Martínez Cano y está instalada frente al acceso a la Iglesia Parroquial de San Pedro.

Al acto también han asistido el alcalde, Miguel Ángel Ruiz Lavín; el autor de esta escultura; la directora general de Turismo del Gobierno, Eva Bartolomé y vecinos.

Este monumento tiene una dimensiones de 1,65×2,65 metros y, según ha explicado su autor, está inspirado en las formas del paisaje de Noja. De hecho, su material principal es el hierro por “sus reminiscencias al color de las rocas de la playa de Trengandín”.

El autor ha opinado que gracias a la combinación de metal y cristal se consigue también “un efecto similar al del agua de la costa bañada por el mar Cantábrico que acompaña al peregrino del Camino del Norte durante todo su trayecto”.

Martínez Cano ha agradecido también en el acto el encargo de esta escultura. “Siempre es reconfortante que en tu pueblo reconozcan tu trabajo. Que haya una imagen así en la calle es de agradecer”, ha subrayado.

Según ha destacado el Ayuntamiento, el autor de la obra es un artista de reconocido prestigio que en su dilatada trayectoria artística ha alternado la pintura y la escultura, tanto en la faceta más descriptiva como en la abstracta.

Además de su labor creadora, Martínez Cano da clases en la Facultad de Educación de la Universidad de Cantabria.

Por su parte, el alcalde ha explicado que este monumento se enmarca dentro de la “apuesta del Ayuntamiento de Noja por “promocionar y consolidar el Camino de Santiago a su paso por la villa”.

En la consecución de este objetivo, Ruiz Lavín ha destacado la reciente señalética instalada en el Camino a lo largo de su trayecto por el municipio, especialmente en la variante del monte El Brusco, que es la que toma la mayoría de los peregrinos así como la apertura hace ocho meses en la Oficina Municipal de Turismo del primer Espacio del Peregrino de Cantabria. El centro, que fue inaugurado por el consejero de Turismo, Francisco Martín, el pasado 6 de abril, cuenta con taquillas para que los visitantes puedan dejar sus mochilas y el resto de posesiones, baños y dos puntos de conexión a internet.

“Buscamos que el peregrino disfrute de los atractivos del municipio y que regrese”, ha enfatizado el alcalde satisfecho por los cerca de 2.400 caminantes que visitaron este espacio municipal durante el pasado verano, “casi el doble que en igual periodo de 2016”.