Las Navidades son fechas especiales para muchos niños, ya que equivalen a vacaciones, regalos y, en muchos casos, dulces. Sin embargo, los odontopediatras explican que el abuso de este tipo de alimentos puede ser perjudicial para la salud oral de los pequeños, por lo que es necesario que no permitan excesos continuos a lo largo de estas festividades.

Durante la mayor parte del período navideño los niños están especialmente expuestos a una sustancia que puede afectar gravemente a su salud bucodental: el azúcar. Los caramelos de las cabalgatas de Reyes, las bandejas de turrón y bombones -siempre presentes en los eventos familiares-, calendarios de adviento hechos de chocolatinas, etc. Es muy grande la oferta a la que tienen acceso los más pequeños para ingerir azúcar en esta época del año.

Otro factor a tener en cuenta es el cambio de rutina en las Navidades, según destacan los odontopediatras. Debido a las vacaciones, los niños cambian sus horarios y en muchos casos sus hábitos diarios, por lo que es importante que los padres les inculquen la importancia de mantener su rutina de higiene bucal después de cada comida.

Es por ello que, cuando finalizan estas fiestas, es muy habitual que los odontopediatras en Madrid, Santander, Barcelona, Valencia y demás ciudades españolas reciban gran cantidad de visitas de padres con niños que presentan caries en sus dientes, ocasionadas en gran medida por el abuso de alimentos y bebidas con altas cantidades de azúcar.

Los odontopediatras de la Clínica InterOralia, explican a los padres que no consiste en prohibirles a los pequeños disfrutar de los dulces en estas fechas, pero sí controlar que no se excedan en las cantidades y si se dan un capricho con alguna sustancia azucarada, insistir en que no se pueden olvidar de cepillar sus dientes después.