Un total de once playas cántabras lucirán este verano las banderas ‘Q’ de calidad turística, distintivo que otorga el Instituto para la Calidad Turística cada año.

Los arenales se distribuyen en cinco municipios: Santander, donde las distinciones han recaído en El Camello, La concha-Primera Sardinero, Bikinis-Magdalena-Peligros, y Segunda Sardinero; en Noja, en Helgueras, Trengandín y Ris; en Isla, en El Sable y La Arena; en Laredo, en la playa de La Salvé; y en San Vicente de la Barquera, en la del Merón.

Todas ellas forman parte de los 248 que, en todo el país, disfrutarán de este distintivo, junto a 21 instalaciones náuticas-puertos deportivos. Según ha informado el ICTE, este verano han recibido esta certificación 12 playas más (+5%), y dos puertos náuticos más respecto al 2017 Al igual que en 2017, Andalucía lidera este ranking con 92 playas certificadas, seguidas de la Comunidad de Valenciana (47 arenales certificados), la Región de Murcia (37), Baleares (22 playas) y Galicia (19 playas). De su lado, Cataluña ha recibido 12 certificaciones, Cantabria once, Asturias seis y, cerrando la lista, Ceuta y Melilla, con una bandera ‘Q’ cada una.

En cuanto a los puertos deportivos, han logrado el distintivo 13 instalaciones náuticas de Galicia y cuatro en Baleares y Cantabria.

Este año prácticamente todas las CC.AA. con costa han aumentado sus certificaciones y número de banderas ‘Q’ de calidad. Además, se han incorporado País Vasco y Ceuta, cuyas playas lucirán por primera vez este distintivo. Además, España ha obtenido un total de 696 ‘Banderas Azules’ (590 playas, 101 puertos deportivos y a cinco embarcaciones turísticas) en 2018 que ondearán desde junio en el litoral, lo que supone un aumento de doce respecto a las 684 registradas el pasado año.

En este caso, la Comunidad Valenciana es la más beneficiada en el número de playas y puertos premiados con ‘Banderas azules’ con 146 (2 más que en 2017), seguida de Galicia (124), Cataluña (123) y Andalucía (115).

La ‘Q’ de calidad turística que ondeará este verano en las playas e instalaciones náutico-deportivas certificadas reconoce el esfuerzo realizado por ayuntamientos, trabajadores públicos y técnicos para adaptarse al sistema de calidad turístico español.

En total, se certifican 23 subsectores turísticos desde playas a hoteles pasando por oficinas de atención al turista y palacios de congresos.

Las normas de calidad turística del ICTE, tanto de playas como de instalaciones náutico-deportivas, han sido la base para las normas internacionales ISO.