Santander en dos días
elEconomista.es
Después del paseo y de las cuestas, obligada parada para reponer fuerzas en los bares de Puertochico (donde está el Club Náutico de Santander) y degustar unas buenas anchoas en salazón regadas con vino blanco. En restaurantes como ' 'Posada del

Leer noticia completa: http://goo.gl/Pb5s0