Santander ha dicho adiós este domingo a la Copa del Mundo de Vela, en la que España ha logrado un oro (Nacra 17) y un bronce (470 femenino), con la aspiración de poder acoger de nuevo esta competición en 2019.

Así lo ha deseado la alcaldesa de Santander, Gema Igual, en el acto de clausura celebrado en el área de Gamazo, en el que han participado, el director ejecutivo de World Sailing, Andy Hunt, y representantes del resto de instituciones y entidades que han colaborado junto al Ayuntamiento y el Real Club Marítimo de Santander en la organización del evento.

Igual ha felicitado, en su nombre y de los santanderinos, a los medallistas que se vuelven a casa con la recompensa de haber subido al podio, en especial a los españoles Fernando Echavarri y Tara Pacheco (oro en Nacra 17) y Silvia Mas y Patricia Cantero (bronce en 470) y a todos los regatistas que han participado, a los que ha reconocido su “tesón y esfuerzo”.

“Espero que nuestras aguas os hayan dado la oportunidad de disfrutar al máximo del deporte de la vela”, ha subrayado Igual, que ha agradecido a los deportistas el espectáculo que han brindado al público, que ha podido seguir muchas de las regatas desde la duna de Gamazo.

La alcaldesa ha mostrado también su gratitud a los santanderinos, por demostrar que son “los mejores anfitriones”, por “engrandecer” esta Copa del Mundo de Vela y por conseguir que el evento haya impregnado toda la ciudad.

Y ha tenido también un reconocimiento especial para los voluntarios, a los que ha citado como una “pieza fundamental para que funcione todo el engranaje de la organización y para el desarrollo de un evento de esta magnitud”.

Asimismo, ha mostrado su agradecimiento a los colaboradores y patrocinadores, y a la World Sailing por confiar en Santander para la celebración de la Copa del Mundo de Vela, una experiencia que espera que la ciudad pueda repetir en 2019, tras el “éxito” de la final de este año, en la que Santander ha vuelto a demostrar su capacidad de organización y movilización.

El programa deportivo se ha completado con la actividad en tierra, con conciertos, actividades de animación y más de 70 carpas comerciales y de hostelería con el objetivo de que deportistas, técnicos, organización y visitantes se lleven el mejor recuerdo posible de la ciudad, según ha recordado el Ayuntamiento de Santander en un comunicado.