El Gobierno de Cantabria ha rehabilitado el Albergue de Peregrinos en Lafuente, en el municipio de Lamasón, para ponerlo a punto de cara al Año Jubilar Lebaniego y dotar a la zona de infraestructuras suficientes que puedan acoger a un mayor número de visitantes.

El consejero de Obras Públicas y Vivienda, José María Mazón, ha sido el encargado de inaugurar esta actuación y, aprovechando su visita, ha felicitado al Ayuntamiento por haber convertido las antiguas escuelas del pueblo, que carecían de uso, en un albergue moderno y funcional.

Mazón ha destacado que el objetivo es que el Año Santo represente un “cambio de tendencia” en la afluencia de visitantes al municipio y que, a partir de ahora, se visite más esta “zona tan desconocida y tan bella”.

Asimismo, el consejero ha alabado la labor del presidente regional, Miguel Ángel Revilla, en la difusión y promoción de Cantabria y ha asegurado que, con la colaboración de todo el Gobierno, “se está haciendo mucho por fomentar el Año Jubilar Lebaniego“.

El titular de Obras Públicas ha puesto como ejemplo la construcción del camino de acceso a Santo Toribio en el tramo entre Potes y el Monasterio y ha destacado su “tremendo éxito”. En este sentido, Mazón ha explicado que tanto la mejora del albergue como la creación de este acceso son actuaciones que no solo están pensadas para este año, sino también para disfrutarlas en el futuro.

Tras la inauguración de la rehabilitación del albergue, de la que ha informado el Gobierno en un comunicado, Mazón ha recorrido el pueblo y ha conocido la actividad artesanal que se lleva a cabo en él, concretamente el taller donde un vecino se dedica a la fabricación artesanal de las albarcas típicas de Cantabria